Posiblemente estás teniendo problemas para quedar embarazada, y tal vez aún no ha llegado el momento de iniciar un tratamiento de fertilidad, pero no te preocupes, existen algunos trucos que pueden ayudarte a quedar embarazada.

Para algunas parejas el embarazo es una cuestión rápida y fácil, sin embargo, para otras puede resultar un poco más complicado y causar diversas emociones respecto a la posibilidad de haber infertilidad, por lo que las causas pueden ser muy diversas, la obstrucción de una Trompa de Falopio en el caso de la mujer, o la baja cantidad de Espermatozoides si hablamos de causas de la infertilidad del hombre, así como falta de algunos nutrientes o simplemente demasiado estrés; para estos últimos casos existen alternativas que pueden ayudar a mejorar la fertilidad, como estos que te presentamos a continuación y para los que es importante tener en cuenta las fechas de menstruación y ovulación:

Buenos Hábitos

Imagen Original de:
http://www.predictor.es/blog/tag/predictor-fertility/

Si deseas optimizar tus  oportunidades de embarazo, existen algunas medidas que pueden resultar beneficiosas en esta etapa y a continuación te las presentamos:

Comer Saludablemente

Las alteraciones de la alimentación, son una de  las causas más comunes  de la irregularidad del ciclo menstrual y de los ciclos anovulatorios.

__________________________________________________________________________________________________

¿Estás buscando Clínicas de Inseminación Artificial en Querétaro?

__________________________________________________________________________________________________

Investigaciones de la Universidad de Harvard, lograron definir un grupo de “alimentos de fertilidad“, capaces de mejorar las posibilidades de concepción:

  • Comer más grasas mono insaturadas como el aceite de oliva y menos grasas transgénicas como la que se encuentra en muchos productos de panadería o comida rápida.
  • El aumento de la ingesta de proteínas vegetales como la soja, mientras que la reducción de proteína animal como carne roja.
  • Comer más fibra, que proporcionan los granos enteros, verduras y algunas frutas, y reducir la ingesta de carbohidratos refinados y azúcares.
  • Moderar el consumo de productos lácteos altos en grasa como son: el helado, la leche entera y el queso.

Se cree que la dieta marca un factor importante, porque la mayoría de las mujeres experimentan la disfunción ovulatoria y síndrome de ovario poliquístico que son condiciones que afectan a la correcta ovulación.

Por ello, los especialistas creen  que vale comenzar con crear una óptima dieta en sus hábitos alimenticios, veamos la siguiente infografía:

Imagen original de: http://www.evafertilityclinics.es/novedades-fertilidad/clinicas-eva-con-el-dia-nacional-de-la-nutricion/

Control de Peso

Tener un peso saludable, es otra forma de mejorar la fertilidad; los estudios demuestran que el mantener bajo o muy alto índice de masa corporal (IMC), interrumpe la ovulación y también puede afectar la producción de importantes hormonas reproductivas.

Para muchas mujeres, en particular las que tienen sobrepeso, los  problemas se remontan a la disfunción ovulatoria, a menudo causada por el síndrome de ovario poliquístico (SOP); de hecho, un reciente estudio holandés  encontró  que el exceso de peso también puede interferir con la fertilidad, incluso si una mujer está ovulando normalmente.

De acuerdo con un informe publicado en la revista Human Reproduction, existe una disminución del 4% en las probabilidades de concepción para todos los puntos en el IMC por encima de 30, y para las mujeres con un IMC superior a 35, se produjo una disminución de hasta 43% en total en la capacidad de concebir.

De igual manera, el ser demasiado delgado también puede impedir la concepción y regularmente se debe a que no son capaces de mantener un ciclo menstrual regular.

Hacer Ejercicio

Por supuesto para ayudar a tener un mejor control de peso, la base es una buena alimentación y ejercicio físico de tipo cardiovascular (aeróbico).

Los principales beneficios del ejercicio son la mejora de la sensibilidad, pérdida de peso, control del apetito y sensación mejorada de bienestar; lo mejor sería un programa de ejercicio aeróbico durante 20-60 minutos de 3 a 5 veces a la semana; si ya haces ejercicio, aumenta el ritmo, pero no te excedas, especialmente si tu complexión es magra, la ausencia de grasa también puede dificultar la concepción.

El ejercicio aeróbico permite utilizar las fibras musculares de tipo I, que tienen las siguientes características:

  • Alta actividad oxidativa
  • Incorporan oxígeno a la célula muscular para producir energía
  • Alta densidad capilar en el músculo esquelético
  • Contracción lenta y resistente a la fatiga

En caso de no realices ejercicio con regularidad,  lo más recomendable es acudir con un profesional para que asigne el régimen ideal tomando en cuenta tu índice de masa corporal y el régimen alimenticio que estés llevando.

Reducir el Estrés

Sin duda alguna, el estrés afecta a todos en diferentes maneras y a pesar de que muchas personas saben manejar su estrés,  la mayoría suele tener dificultades para hacerlo; si los niveles de estrés son altos, pueden ser muy dañinos para la salud física, por consiguiente pueden afectar la concepción de manera negativa.

Aunque los vínculos entre el estrés y la infertilidad se han debatido durante mucho tiempo, la evidencia continúa señalando que los dos están entrelazados.

Estudios realizados por la Universidad de Harvard, demuestran que las mujeres que se sometieron a terapia de reducción del estrés presentaron un aumento dramático en su capacidad de quedar embarazadas; de hecho, incluso las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad ya tenían resultados más exitosos cuando el estrés se mantuvo bajo control.

Actualmente existen diversas técnicas para conseguir relajarse;  las parejas que se enfrentan a la infertilidad, experimentan mucho estrés como resultado de no ser capaces de concebir.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Yoga (IMY), la práctica de esta disciplina mejora la fertilidad, ya que equilibra y regula el ciclo reproductivo. 

A continuación puedes ver tres ejercicios como ejemplo de esta disciplina:

1. Janu Sirsasana o Postura de la cabeza en la rodilla

Es buena porque tonifica utero y ovarios,  además  ayuda a mantener el equilibrio hormonal.

IMAGEN 3

2. Postura del Puente con punto de apoyo

Apoyando suavemente tu cuerpo sobre el piso, con el vientre hacia arriba, flexiona las rodillas de modo que sus pies estén cerca de los glúteos;  asegúrate de que tus pies estén apoyados firmemente en el piso, eleva tu pelvis.

 IMAGEN 4

 3. Postura de Cobbler o de Ángulo Sentado

Ayuda a mejorar la fertilidad, ya que contribuye a expandir la zona pélvica y las coyunturas de las caderas, aumenta la circulación hacia la pelvis, estimula el funcionamiento de los ovarios y equilibrar las hormonas.

IMAGEN 5

Por supuesto estas técnicas ayudan en diferentes grados y depende mucho de la situación física, psicológica y emocional de cada persona, por ello si el estrés que experimentas es abrumador, lo mejor es acudir con especialistas para realizar los estudios y tratamientos que te ayuden a reducir el estrés.

10 Trucos para Conservar la calma

Imagen original de:
http://ve.emedemujer.com/bienestar/la-terapia/trucos-para-conservar-la-calma/

Calendario de Ovulación

Un  óvulo sólo vive de 24 a 36 horas, sin embargo, los espermatozoides pueden vivir en la parte inferior del tracto reproductivo de una mujer mucho más tiempo, regularmente cinco días, así que para aumentar tus posibilidades de concebir, debes tener relaciones a los tres o cuatro días antes de la ovulación y continuando hasta 24 horas después de la ovulación.

Si conoces bien tus ciclos menstruales, entonces presta atención a cuantos días tienes entre tus períodos y aprende a conocer los momentos en los que te encuentras más fértil; así  tendrás relaciones sexuales en el momento en que te encuentras más fértil para concebir.

Una buena manera de ayudarte a familiarizarte con los momentos en lo que te encuentras más fértil, es usar un equipo de ovulación que puedes comprar en una farmacia local; estos trabajan detectando las hormonas en la orina que se liberan antes de la ovulación; cuando esta hormona es detectada, tendrás un resultado positivo de que estás ovulando, lo que significará que es el momento adecuado para tener relaciones sexuales.

Otra manera efectiva de rastrear tu ovulación, es iniciar un cronograma de fertilidad; aquí debes prestar atención a los cambios físicos que tiene la mujer durante todo el mes, como la temperatura basal del cuerpo, el moco cervical y la posición de la cérvix; mientras más se aproxima la ovulación hay cambios sutiles en estos factores, que cuando se anotan adecuadamente te alertarán y sabrás que estas ovulando.

Esquema Ciclo menstrual

Imagen Original de:
http://saludreproductiva.about.com

Por último, y no por eso menos importante, es el consejo de tomarse la búsqueda del embarazo con tranquilidad y paciencia, finalmente pueden ser muchos los factores que influyen en la concepción (edad, estrés), incluidos los emocionales; cuando tratas de concebir, es importante asegurarte de que tu cuerpo esté en la mejor forma posible; es normal que una pareja sana esté buscando el embarazo naturalmente durante un año o  año y medio, incluso a veces hasta dos años y si por algo no se consigue naturalmente, existen Clínicas de Fertilidad, que son especialistas en estos casos.

 Fuente: Clínica de Fertilidad D.F.